sábado, 26 de junio de 2010

Cadáveres exquisitos




El cadáver exquisito era un juego surrealista de creación colectiva, que podía ser escrito o gráfico. En esta obra cada miembro del grupo realizaba su parte de la obra sin conocer por completo las otras partes.

En este tipo de collage el accidente jugaba un papel muy importante. Los surrealistas se basaron en un juego de salón que ya existía y el nombre de “cadáver exquisito” se debe precisamente al primer juego que hicieron los surrealistas y en los que la oración inicial empezó así:

“El cadáver exquisito tomará el vino nuevo”. Todo esto en francés, por supuesto, pero la frase inicial lo decía ya todo, el cadáver fue una bandera para los poetas que creían que la poesía debía ser hecha por todos y no por uno.

De la palabra se pasó a la imagen, el juego fue adaptado al dibujo y el collage en el que cada participante era responsable de una parte del cuerpo. Los surrealistas pensaban que los resultados de estas prácticas, aunque aparentemente no tenían sentido, eran un escaparate ideal para conocer los puntos en común del imaginario colectivo.

Así adoptaron los resultados como una forma de lenguaje especial que era una importante fuente de información para explorar las angustias y anhelos de cada uno de los integrantes del grupo, gracias a la riqueza de sus perspectivas individuales.

Los escritos

Puedes hacer un “cadáver exquisito” si cortas una hoja de papel y escribes una oración y doblas la hoja para que no se vea lo que escribiste, en la parte doblada se escribe la última palabra de la oración y le toca el turno a alguien más. De esta forma poco a poco la hoja adquiere la forma de un acordeón; y una vez finalizada la práctica, se desdobla la hoja y se lee el texto completo.

Los gráficos

Pero las palabras no son las únicas que sirven para hacer cadáveres, existen diferentes formas de cadáveres gráficos, por ejemplo en un lienzo en blanco, dividido a la mitad se cubre una mitad para que no se vea el resto de la obra, el artista en turno dibuja la parte que le corresponde y puede cortar un pedazo de la tela en el centro para que su compañero vea una pequeña parte de la obra, o puede dejarla completamente cubierta.

...Si se usa papel se puede dividir en cuatro partes y cada uno de los participantes dibuja en los cuadrantes ubicados en diagonal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario